Análisis | Vídeos | 21 NOV 2013

Análisis de ZTE Grand S Flex

Analizamos las prestaciones y autonomía de este nuevo modelo de teléfono móvil de gama media, con grandes extras para el consumidor final como su pantalla con tamaño de 5 pulgadas, o la conectividad 4G.
ZTE Grand S FlexPlay

Alfonso Casas

 

Se trata del Grand S Flex de ZTE, el cual, emplea en sus acabados materiales de plástico en tonos blancos que no hacen que destaque en diseño. También el tipo de cristal empleado para su panel IPS lo hace algo pesado, alcanzando un peso de 130 gramos. Su batería de 2.300 mAh se encuentra integrada sin posibilidad de extracción, mientras que los auriculares quedan ubicados en su parte posterior. A pesar de ello, es manejable con una sola mano. El conector microUSB y la botonera de volumen se encuentran en uno de sus laterales, mientras que en el otro localizamos el que permite activar la pantalla, así como la bandeja para la tarjeta microSIM del operador.

 

ZTE ha llevado a cabo cierta personalización de Android Jelly Bean en su Grand S Flex, algo que apreciarás desde los instantes iniciales de desbloqueo de pantalla. Si mantenemos pulsada la pantalla, ésta se desbloquea. Por el contrario, podemos fijar diferentes aplicaciones para acceder de manera rápida sin tener que desbloquear el teléfono. Si desplazas ligeramente tu dedo, accedes a cualquiera de ellas. El móvil cuenta con tecnología Dolby Digital Plus, configurable desde la aplicación dedicada. De hecho, junto con el móvil se proporcionan unos auriculares en color blanco que mejoran la experiencia de los auriculares de botón que suelen incluirse con muchos teléfonos.

 

Su potencial se basa en lo que puede ofrecer el procesador de doble núcleo que lleva en su interior de 1,2 GHz con 1 GB de memoria RAM, valores un tanto discretos frente a los móviles tope de gama con chips de cuatro núcleos y por debajo incluso de lo conseguido con el Nexus 4 según nuestras pruebas. La cámara de 8 megapíxeles permite capturar buenas fotos en exteriores, aunque el sensor se toma su tiempo a la hora de enfocar las imágenes. Lo que más nos agradó fue la calidad de la pantalla al visionar fotos o reproducir vídeos de gran calidad, a la que tan solo le añadiríamos algún nivel más de brillo. Los ángulos de visualización también son muy amplios.

 

La autonomía, haciendo un uso habitual del terminal, nos dejó buenas sensaciones con un 36 por ciento de carga tras un día de uso. Reproduciendo vídeo de manera constante, con el brillo al máximo, consiguió funcionar durante 6 horas y 23 minutos antes de agotarse.

 

En definitiva, un terminal con una gran pantalla de visualización en la que sorprende la calidad y tonalidad de los colores. La conectividad LTE/4G es otro factor a su favor ahora que las operadoras comienzan a incrementar las velocidades. Si no te importa demasiado su diseño, puede ser una buena elección además de económica. No obstante, ten en cuenta que no dispone de tarjeta microSD para ampliar su capacidad de 16 GB que lleva de serie. En cuanto al audio, esperábamos más de su compatibilidad Dolby Digital Plus, pero con volúmenes altos hemos comprobado que la calidad empeora y queda un tanto en entredicho. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información