Análisis | Vídeos | 08 JUN 2015

Surface 3: análisis y experiencia de uso

La evolución frente a la Surface RT de primera generación salta a la vista, tanto a nivel de posibilidades de creación de contenidos, como en lo que se refiere a manejo. El tamaño del panel difiere de los anteriores ya que el de la actual Surface 3 es de 10,8 pulgadas, admitiendo resoluciones altas de 1920 x 1280 píxeles. Sin duda, aquí radica otra gran diferencia, la calidad que ofrece de visualización, con ángulos de visualización más amplios y eliminando los típicos reflejos. Los colores son mucho más vivos y la nitidez de las imágenes se aprecia al enfrentarla a las generaciones previas de la tableta. Aquí vemos a ambas con la interfaz de su sistema operativo, y como puede apreciarse, la nueva Surface 3 tiene el icono de Windows desplazado al lateral derecho, facilitando su uso a modo de bloc de notas o manejando aplicaciones en formato vertical, para la lectura de determinados contenidos.
Surface 3 analisis en videoPlay

Alfonso Casas

Aquí vemos como la experiencia de uso del touchpad ha sido mejorada, incluso frente a su hermana mayor la Surface 3 Pro presentada meses atrás. Quizá un área de superficie mayor permitiría un uso mejorado del mismo, pero debemos tener en cuenta que se trata de un dispositivo con una pantalla de apenas 10 pulgadas.

 

La docking station es otro gran aliciente para el trabajador móvil que necesita un dispositivo compacto para sus desplazamientos, pero al llegar a la oficina, necesita ampliar sus posibilidades con una segunda pantalla, conectividad de red Ethernet y conectores adicionales. Aquí vemos la salida de auriculares, dos puertos USB, el conector Gigabit Ethernet mencionado, así como la salida DisplayPort. La Surface se posiciona sobre la misma y basta con acercar ambos laterales a la tableta para que la base quede acoplada. La carga de la batería se realiza a través del conector dedicado, y podemos desplegar el teclado de la Surface para seguir trabajando cómodamente.

La solución apenas ocupa lugar en un puesto de trabajo típico, con la ventaja de que el empleado no necesitará dispone de dos equipos, uno para la oficina y otro para trabajar en exteriores. La Surface 3 aborda estas situaciones muy bien, con la ventaja de tener un conector de carga de tipo USB, además de conectores y tarjeta microSD estándar para añadir más almacenamiento o conectar cualquier tipo de dispositivos externos. Si en anteriores modelos Surface dependemos del conector dedicado de Microsoft para la carga de su batería, la Surface 3 inicia una nueva era con el puerto de carga de tipo micro USB, que nos permitirá utilizar cargadores compatibles.

 

Durante nuestro período de pruebas hemos comprobado como manejando aplicaciones ofimáticas, la Surface 3 se desenvuelve bastante bien. Así pues, golpe de efecto con la nueva Surface 3, que deja atrás su dependencia de Windows RT para ofrecer una experiencia completa con el sistema operativo Windows 8.1, así como el hecho de ofrecer una mayor usabilidad con el lápiz digital S-Pen. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información