Movilidad | Vídeos | 04 JUN 2013

Comparamos 3 portátiles convertibles

Analizamos 3 portátiles ultraligeros con Windows 8, pertenecientes a la categoría de convertibles, con manejo de pantalla táctil y teclado incorporado para facilitar su manejo.
Comparamos 3 portátiles convertiblesPlay

Alfonso Casas, @acasasIDG

 

Coincidiendo con la presentación por parte de Intel de los nuevos procesadores Intel Core de cuarta generación, los conocidos como Intel Haswell, hemos querido ofreceros una serie de equipos portátiles Ultraligeros que puedes encontrar a día de hoy en el mercado.

 

La nueva generación promete mejoras en gráficos y mayores tiempos de autonomía, gracias a un consumo de energía inferior. Además, los nuevos ultrabook que ya están en camino van a incluir como requisito que su manejo de pantalla sea táctil. Es algo que contemplan todos los que aquí os mostramos. Pero eso, es lo único que encontrarás que tienen en común.

 

Cada uno interpreta la movilidad a su manera, potenciando determinados factores que harán que se adapte en mejor medida a tus necesidades diarias.

 

HP EliteBook Revolve 810

HP la denomina Tableta, aunque personalmente el hecho de no poder separar su pantalla del teclado hace que sigamos pensando en un portátil ultraligero o transformable.

Está muy enfocado a la empresa por integrar procesador Intel Core i5 en modalidad vPro y todo lo que lleva asociado a la seguridad y encriptación de los datos, destaca también por su gran conectividad con puerto Gigabit Ethernet, salida de video DisplayPort, puertos USB 3.0, así como puerto dedicado para añadir un hub replicador. Incluso dispone de lector de tarjetas microSD, muy extendido entre los usuarios de Smartphone.

 

Su teclado es cómodo de manejar, así como el área touchpad con la botonera integrada, mostrando gran sensibilidad. La pantalla de 11,6 pulgadas y los ángulos de visualización también nos han gustado por su gran retroiluminación. También el teclado se retroilumina en lugares de baja luminosidad.

Como sucede con la mayoría de los portátiles EliteBook de HP, podemos extraer su batería de manera sencilla con una sola pestaña, así como acceder a parte de su circuitería para llevar a cabo las ampliaciones más elementales.

 

Toshiba Satellite U920t

Se trata de un nuevo concepto de portátil, aunque dentro de la modalidad Ultrabook. Por el tipo de procesador Intel Core que lleva en su interior, está dirigido al mercado de consumo, aunque esto no quita que pueda emplearse también en entornos de empresa.

A diferencia del diseño de portátiles algo más tradicional, su pantalla está constantemente visible y al descubierto, con lo que podemos utilizarlos de manera instantánea como tableta, o bien, desplegar su teclado que se encuentra oculto bajo la propia pantalla. A muchos les sonará este tipo de formato en Smartphone de generaciones pasadas, en las que la pantalla puede deslizarse para que el teclado QWERTY completo haga su aparición.

 

La pantalla de 12,5 pulgadas tiene un recubrimiento del tipo Gorilla Glass para protegerla así como capa antihuellas, aunque es recomendable el uso de una funda durante su transporte. El tacto del Ultrabook es rugoso para facilitar su agarre. Los componentes de su interior se encuentran bien refrigerados gracias a sus grandes ranuras de su parte posterior, y contamos con cierta conectividad (2 puertos USB 3.0, una salida de vídeo HDMI y un lector de tarjetas SD oculto bajo protección.

 

La bisagra está pensada para garantizar su uso habitual durante la vida del portátil. Por su parte, las teclas tienen un tamaño un tanto compacto, así como la zona touchpad, que apenas deja espacio para apoyar las manos durante la escritura.

Su precio parte de los 1099 euros y dispone de la tecnología Wireless Display para poder enviar la señal de vídeo de forma inalámbrica a cualquier televisor HDTV compatible sin necesidad de cable.

 

Lenovo IdeaPad Yoga 11

El diseño del IdeaPad Yoga 11 es de lo más ingenioso lleva la flexibilidad hasta el extremo. Se vale de una bisagra ultraflexible como factor clave para permitir abrir su pantalla de 11,6 pulgadas y abatirla hasta los 360 grados, convirtiéndose en una tableta de gran tamaño con pantalla IPS de gran visualización y resolución. Lo destacado del diseño es que podemos aprovechar ángulos intermedios para utilizar el Yoga en modos de soporte o exposición, ampliando sus usos habituales de tableta o de portátil.

El Yoga 11 se diferencia de los anteriores por el hecho de integrar procesador Nvidia Tegra 3 muy orientado a equipos de bajo consumo de energía, optimizando la autonomía del equipo, pero repercutiendo en las prestaciones y rendimiento ofrecidos. De esta manera, podemos alargar su uso más allá de una jornada de trabajo, a cambio de no tener el rendimiento suficiente para generar contenidos. Básicamente, tiene la potencia de los portátiles netbook de épocas pasadas, la cual para muchos usuarios, es más que suficiente para su trabajo diario.

 

Su teclado cuenta con teclas amplias y cómodas de manejar, así como la zona touchpad para manejar el controlador. La pantalla, también dispone de 10 puntos táctiles para facilitar el uso junto con Windows 8. El recubrimiento del equipo cuenta con cierta capa de goma que favorece el agarre y evita que resulte escurridizo para nuestras manos. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información