Smartphones | Vídeos | 19 SEP 2013

Análisis de Nokia Lumia 1020

Analizamos el teléfono Nokia Lumia con sistema operativo Windows Phone más potente del momento con sensor de cámara cuya calidad asciende a los 41 megapíxeles. Hemos probado sus opciones avanzadas de uso como cámara, así como la conectividad 4G que también soporta.
Nokia Lumia 1020Play

Alfonso Casas @acasasIDG

 

El modelo Lumia 1020 de pruebas que nos ha facilitado Nokia es de color amarillo, al igual que el accesorio Camera Grip, pensado para dotar al teléfono de mayor autonomía y extras de cara a mejorar los resultados en la captura de fotografías.

 

Su generosa pantalla AMOLED tiene un tamaño de 4,5 pulgadas con una rápida respuesta a la interfaz de Windows Phone. Tan solo apreciamos un ligero retardo a la hora de lanzar la aplicación de Nokia Pro Cam con sus modos de uso, pero para el resto de funciones más habituales, el procesador Snapdragon S4 de doble núcleo a 1,5 GHz responde de manera ágil.

 

La botonera de volumen, activación de pantalla y botón dedicado de cámara se localizan bien tanto visualmente como mediante el tacto, ya que son de diferente color a la carcasa del teléfono, además de sobresalir de la misma para su detección. La salida de auriculares está flanqueada por un micrófono que recoge el ruido exterior y se encarga de mejorar el sonido en las conversaciones. En este apartado, mantiene los altos niveles de los Lumia en lo que a grabación de audio se refiere, siendo sin duda uno de los mejores teléfonos del mercado que graba sonidos, el complemento necesario para el apartado de vídeo de alta definición 1080p con estabilizador de imagen.

 

Ya en la parte posterior detectamos la lente y el doble Flash Xenon. Nos gusta especialmente el hecho de que el sensor se encuentre integrado para que no entre en contacto con la superficie o mesas, así como el que la lente quede cubierta cuando no es utilizada, con el fin de garantizar su protección.

Durante las pruebas nos hemos centrado en los modos de uso de la cámara del móvil, donde destaca muy especialmente la Aplicación Pro Cam, con la que las fotos aprovechan todo el potencial de su sensor de 41 megapíxeles. De forma rápida, podemos intervenir en los valores del enfoque, la velocidad del obturador, el balance de blancos, los modos ISO o la prioridad de apertura. Todos los ajustes más avanzados se recogen de manera gráfica en la pantalla con la foto enfocada de fondo. Si queremos resetear rápidamente los ajustes, basta con desplazar ligeramente el botón principal de menú hacia la izquierda para que los ajustes queden reseteados. Prueba también a utilizar el enfoque selectivo en pantalla de la zona deseada y comprobarás como los resultados son muy diversos.

 

Si lanzamos la aplicación de Smart Cámara tendremos la posibilidad de elegir diferentes modos de captura. Pulsamos el botón inferior y accedemos a los modos que nos ofrece Nokia para hacer panorámicas, para capturar códigos bidi o para subir directamente a las redes sociales la foto que capturemos.

 

Con el modo Pro Cam, el Lumia 1020 captura y almacena dos imágenes de diferente tamaño y resolución. La de 34 megapíxeles queda almacenada para ser utilizada posteriormente en el ordenador, mientras que la de 5 megapíxeles es la que podremos editar o aplicar zoom sobre la propia fotografía. El espacio ocupado por cada foto oscila en función de la información recogida, pero en el caso de las de 5 megapíxeles puede tratarse de un ficheros de 2 MB, mientras que la foto con máxima calidad de 34 megapíxeles, el fichero puede llegar a ocupar hasta 12 MB. La versión de máxima calidad está pensada para ser tratada desde el ordenador, con posibilidad de recoger fragmentos o áreas de la captura extra grande aplicando zoom real sobre la foto sin perder calidad al ampliar la zona deseada.

 

Nokia Camera Grip

El accesorio opcional Nokia Camera Grip, a simple vista, dota al móvil de batería adicional, de una empuñadura con mango más conveniente y de la posibilidad de fijar un trípode. A efectos reales, cuenta con batería interna de 1020 mAh que proporciona 55 minutos extra de grabación de vídeo o hasta 8 horas adicionales para utilizar el teléfono. Adherir el teléfono a la docking es tremendamente sencillo.

 

Disponemos de botón disparador de cámara, así como de adaptador para fijar un trípode. En el momento que conectamos el móvil, la Camera Grip comienza a cargar la batería del Lumia 1020 hasta completar el 100 por cien. Una pequeña hendidura nos permite mantener la correa de mano de seguridad del móvil. A efectos de uso, el material utilizado en su acabado aporta un gran agarre del dispositivo, con un tamaño que tampoco excede de las cámaras digitales compactas. El botón disparador responde bien sin provocar un movimiento en el instante de su uso, ofreciendo recorrido durante su uso.

 

Durante nuestras pruebas realizadas hemos podido contrastar como la autonomía es formidable. En Londres, durante su presentación, empleamos una conexión 4G de O2 habilitada para compartir fotos en redes sociales, e hicimos un uso intensivo del móvil y de sus funciones de cámara. Además, mantuvimos activa la conexión de datos del terminal para compartirla con otro dispositivo. Tras una tarde completa de uso intensivo la batería se mantenía al 65 por ciento, habiendo utilizado completamente la de la Camera Grip.

 

 

PRUEBAS

Sorprende especialmente la cantidad de detalles capturados por los sensores incluso en condiciones de muy baja luminosidad. En la imagen, la Catedral de St. Paul de Londres.

 

 

 

Detalle del reloj de la fotografía anterior. Al aplicar zoom sobre la imágen de mayor tamaño podemos comprobar como el Lumia 1020 recoge un nivel de detalle sorprendente sin llegar a pixelar las fotografías, algo que suele suceder con la mayoría de cámaras digitales al utilizar el zoom digital.

 

 

 

Ninguna de las fotografías mostradas ha sido tratada. Aquí puede apreciarse como a pesar de encontrarnos a contra luz del sol, el sensor es capaz de recojer un buen colorido.

 

 

 

De nuevo, una zona recortada de la imagen anterior en la que podemos apreciar varias personas paseando por el puente de Londres "Tower Bridge", un detalle que ni en la foto principal llega a apreciarse. Formidable una vez más el trabajo realizado por el Zoom del Lumia 1020.

 

 

 

Por último, mostramos una imagen capturada de noche en la que podemos observar como también realiza una gran labor el Lumia 1020 con fotografías de larga exposición y con luminosidad baja.

 

 

 

A modo de conclusión

Si comparamos el móvil frente a otras soluciones del mercado, debemos destacar el nivel de detalle que permiten capturar sus sensores frente a otros teléfonos, destacando las fotografías tomadas en condiciones adversas de luz. Si los modelos Lumia 900 y 920 ya nos sorprendieron por lo conseguido con fotografías de baja luminosidad, la calidad del Lumia 1020 te sorprenderá como es capaz de iluminar la escena y recoger el máximo número de detalles.

 

Es fácil conseguir resultados que hasta ahora eran impensables con las cámaras de los móviles. Además, el estabilizador de imagen captura fotografías incluso cuando existe movimiento, lo que garantiza la buena realización de los vídeos capturados. A falta de probar las nuevas posibilidades del Xperia Z1 de Sony, sobre el que ya estamos trabajando, se posiciona como la mejor solución de cámara que hemos visto implementada en un teléfono móvil. Su sensor sensible a la luz te permitirá capturar imágenes con el máximo zoom.

 

Mientras que en el resto de móviles, el flash de la cámara se basa en una lámpara LED que ilumina momentáneamente la escena a un corto alcance, con el Lumia 1020, Nokia consigue desplegar un flash real mejorado.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información